Competencias lingüísticas y comunicativas para un aprendizaje integral

Las competencias lingüísticas son las que nos permiten entendernos y expresarnos en un idioma, ya sea por escrito u oralmente. Es tan relevante la corrección gramatical como adaptarse a las distintas situaciones e interlocutores.

Así, la competencia comunicativa sería más amplia y sumaría a esa corrección gramatical y sintáctica la habilidad de valorar y adaptarse al contexto. Aquí nos referimos también a cómo es cada interlocutor y las relaciones que hay entre ellos. Según como sean estas conexiones, las personas involucradas en el acto comunicativo adoptarán un registro u otro.

La competencia comunicativa tiene base social y es un concepto que puede variar en función de esas relaciones mencionadas con anterioridad. Pero hay que tener en cuenta que no es una simple extensión de la competencia lingüística. Esta última hace alusión al conocimiento de reglas, pero la comunicativa se refiere también a la habilidad para utilizar ese conocimiento.

La importancia de potenciar las competencias lingüísticas y comunicativas

En el Colegio CEU Jesús María de Alicante educamos en la adquisición de conocimientos; es imprescindible cumplir con el currículum de cada curso. Pero consideramos que es mucho más importante para el aprendizaje y para el futuro de nuestro alumnado el desarrollo de competencias y habilidades.

Todas ellas son fundamentales para una óptima comunicación, que no es otra que aquella en la que se aplican el lenguaje, el tono, el tema y los argumentos adecuados empleando, además, técnicas y métodos de interacción.

La competencia en comunicación lingüística (CCL) es clave en el currículum de Primaria, ESO y Bachillerato. Según el propio Ministerio de Educación, es “el resultado de la acción comunicativa dentro de prácticas sociales determinadas, en las cuales el individuo actúa con otros interlocutores y a través de textos en múltiples modalidades, formatos y soportes”.

Con esas consideraciones, entran en juego distintas destrezas. Es el caso de la expresión oral, la redacción, o la expresión a través de soportes audiovisuales o tecnológicos con el objetivo de interactuar con otras personas.

En la infografía inferior se explican los tres fundamentos de la competencia en comunicación lingüística que pretendemos que nuestro alumnado desarrolle:

  • El “saber”, relacionado con los conocimientos de las normas lingüísticas.
  • El “saber hacer”, referido a las habilidades y destrezas.
  • El “saber ser”, con relación a las actitudes.

En resumen, la competencia comunicativa abarca el conocimiento de la lengua, su uso, comprensión y expresión, además de la habilidad para utilizarla en función de las distintas necesidades y motivaciones. Es decir, ser capaz de realizar todo el proceso comunicativo de forma eficaz y correcta.

En el Colegio prestamos especial atención a la expresión oral, con formación en debate y oratoria, herramientas muy útiles para el futuro universitario y profesional de nuestro alumnado.

Comments are closed.