El reto de educar a la generación Z

Nuestro alumnado ha nacido a partir del año 2000, por lo que integra, junto a los nacidos a finales de la década de los 90, la conocida como Generación Z, postmillenial o centenial.

¿Cómo son los miembros de la Generación Z?

Se diferencian de los millenials no solo en la edad, también en su relación con la tecnología y en la forma de entender las relaciones laborales, por ejemplo. Además:

  • Son nativos digitales: la tecnología ya estaba cuando nacieron, y la utilizan con fluidez y naturalidad.
  • Internet es imprescindible: para ellos siempre estuvo ahí, y es fundamental para sus relaciones sociales y para su comunicación cotidiana.
  • Tienen una gran conciencia social y ética: muchas veces la canalizan a través de iniciativas online, y utilizan las redes sociales como canales para denunciar injusticias. De hecho, dan mucha importancia a los valores, tanto a la hora de consumir como a la de buscar empleo.
  • Son más tolerantes e integradores: tienen menos prejuicios, aceptan bien la diversidad y la perciben como enriquecedora.
  • Son impacientes: están acostumbrados a la inmediatez, y no tener lo que buscan al instante les puede frustrar. Son del “aquí y el ahora”.
  • Son muy visuales: están acostumbrados a pantallas, imágenes y vídeos.
  • Son autodidactas: buscan información por sí mismos y la aplican, dependen menos de profesores y padres para conseguir el conocimiento.
  • Hacen muchas cosas a la vez: la inmediatez va de la mano de la multitarea. Pueden llevar a cabo varias actividades de forma simultánea de forma natural.
  • Les cuesta fijar la atención: mantener el foco en una única cosa les resulta complicado.
  • Son creativos: eliminan cualquier tipo de límite con imaginación.
  • Ven la educación como un medio, no un fin en sí mismo: les preocupan más las experiencias que los títulos y dan mucho peso a la vocación.
  • Organizan y comparten la información con mucha flexibilidad: esto les prepara para colaborar y trabajar en entornos multiculturales y sin fronteras.
  • Se adaptan rápido a las novedades: contar con una buena gestión del cambio y de la incertidumbre es una necesidad para ellos.
  • No llevan bien las jerarquías: prefieren relacionarse en entornos horizontales e igualitarios en los que prime la flexibilidad y la participación.
  • Quieren una formación más práctica y  flexible: eligen el trabajo colaborativo y en red, el aprendizaje menos formal, la creatividad como gran valor, la orientación a un futuro laboral en el que prima la incertidumbre…

Innovación y participación, fundamentales para educar con éxito a la Generación Z

Ante todos estos cambios con respecto a la generación anterior, la millenial, tenemos la obligación como docentes de adaptar las metodologías a las nuevas realidades, necesidades y expectativas de los estudiantes. Es la única manera de motivarles para que consigan dar lo mejor de sí mismos.

El uso de metodologías activas como son el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), potenciar el trabajo cooperativo, utilizar las TIC en las aulas, favorecer una visión internacional de la educación, fomentar la creatividad, impulsar el crecimiento en valores, proponer proyectos multidisciplinares… son herramientas que utilizamos a diario en el Colegio CEU Jesús María de Alicante.

Nuestro modelo educativo, basado en la excelencia, no puede pasar por alto los cambios en la sociedad. Debe adaptarse a ellos con la meta de formar a adultos responsables, dueños de su propio destino y con un alto sentido ético.

Comments are closed.