Ideas para disfrutar del aire libre en familia

La primavera y las primeras semanas de verano son el al aire libre en la ciudad
Si tenemos acceso a piscina podemos reservar un momento del día para visitarla juntos. Lo mismo sucede con la terraza; es buena idea involucrar a los más pequeños en la preparación de este espacio para el verano. Limpiarla, organizar las mesas y sillas, cuidar las plantas… y comenzar a disfrutar de veladas en ella con otras familias invitadas.

Los cines de verano son una oportunidad de ocio al aire libre que siempre triunfa. Disfrutar de una película en familia y hacerlo fuera del entorno habitual de las salas de cine será muy divertido para niños y mayores.

Pasar el día en el parque de atracciones es también un buen plan. Podemos aprovechar que los días son largos y las temperaturas aún no muy calurosas para dedicar una jornada a la diversión.

Además, en la ciudad siempre hay parques agradables en los que podemos hacer un picnic al sol. Niños y niñas pueden comenzar a familiarizarse con la cocina ayudando a diseñar el menú, a prepararlo y a gestionar cómo llevarlo.

Planes al aire libre en el campo

Antes de las vacaciones podemos aprovechar el fin de semana para hacer una escapada a algún entorno natural cercano. Montaña, playa, un parque temático… Desde el minuto cero podemos hacer partícipes a los más pequeños. Buscaremos con ellos el destino, información en Internet, mapas de la zona a visitar, una lista de las cosas que nos harán falta, etc.

Podemos visitar algún río cercano en el que el baño esté permitido y sea seguro, pasar un día en la playa, conocer un parque natural o hacer excursiones por el campo. Observar la flora y la fauna les hará sentir el valor que tiene la naturaleza y la importancia de cuidarla en nuestro día a día. Hay aplicaciones móviles que nos ayudarán a identificar las distintas especies animales y vegetales. Así, aprenderán mientras se entretienen y relajan.

También es una opción los parques multiaventura. Son centros de ocio a pocos kilómetros de la ciudad en los que probar la tirolina, los puentes tibetanos, la escalada y circuitos de juegos y actividades muy variadas. Disfrutaremos del aire libre y, además, realizaremos ejercicio físico de forma divertida.

Elijamos el plan que elijamos, lo más importante es involucrar a todos los miembros de la familia en la toma de decisiones. Pensar qué vamos a hacer y hacer hincapié en que lo haremos en familia es una manera de fortalecer las relaciones entre unos y otros. A lo largo del año podemos echar en falta tiempo para compartir, pero con la llegada del verano no hay excusa para disfrutar del ocio en familia. Y, si es al aire libre y de forma activa, mucho mejor.

Comments are closed.