Los cuentos, imprescindibles en la educación emocional de los más pequeños

Escritores infantiles, psicólogos y expertos en educación infantil, como Begoña Ibarrola, Nélida Pérez, Rafael Guerrero, Marga Santamaría o Carmen Llopis coinciden en la importancia de los cuentos en la educación emocional de los niños. Son herramientas muy valiosas para enseñar a los más pequeños a gestionar las emociones y a trabajar su autoestima. Por si fuera poco, se pueden disfrutar en familia, ofreciendo así a padres y madres la oportunidad de vivir los cuentos con el entusiasmo de sus hijos, además de poder usar los relatos para canalizar las emociones infantiles.

Según Begoña Ibarrola, una de las autoras de cuentos infantiles más leídas de España, “los cuentos son recursos mágicos para construir la esfera emocional de tus hijos”. La escritora opina que “los cuentos favorecen el autoconocimiento y la conciencia emocional, mostrándonos quienes somos y, lo que es más importante, quienes podemos llegar a ser”. Apunta, además, que “un niño que no lee tiene anemia emocional”.

Begoña Ibarrola, autora de literatura infantil

Las 5 funciones de los cuentos

Según esta prolífica autora, los cuentos son muy útiles para gestionar los sentimientos de los niños. La razón es que les permiten comprender y hablar con naturalidad sobre los miedos, las inseguridades o la felicidad propia y ajena. También les impulsan a enfrentarse a los conflictos del día a día, que transcurre plagado de emociones, sea cual sea la edad.

Para Begoña Ibarrola, las funciones de los cuentos son cinco:

  • Estimular la imaginación y la fantasía.
  • Entretener y divertir.
  • Transmitir una enseñanza moral.
  • Facilitar la comprensión de verdades metafísicas y filosóficas.
  • Una función terapéutica, al proporcionar a los niños claves para comprender su mundo interior o sus conflictos.

Al igual que esta escritora, la experta en educación emocional Nélida Pérez hace hincapié en la importancia de fomentar la educación emocional desde los primeros años. “Los niños deben entender que la emotividad no es algo sorprendente e incontrolable, sino un medio de expresión de su personalidad, y como todo medio de expresión, puede ser educado. Por este motivo, enseñarles a identificar, reconocer, y controlar sus emociones debería ser un objetivo prioritario en la educación de los hijos y los padres deberían servir de modelos”.

En el Colegio CEU Jesús María de Alicante promovemos la lectura desde edades muy tempranas, en las que a través de actividades en la Biblioteca los niños entran en contacto con los libros. Conseguir que nuestros alumnos sean grandes lectores es un objetivo que tenemos la seguridad de que les aportará grandes satisfacciones tanto a nivel académico como profesional y personal.

Trackbacks & Pings