Atributos del perfil de la comunidad del Bachillerato Internacional (IB)

La mentalidad internacional del Bachillerato Internacional (IB) está presente en el Programa de la Escuela Primaria. Se basa en desarrollar los Atributos del Perfil, con el objetivo de que el alumnado adquiera un conocimiento crítico de lo que sucede en su entorno tanto a nivel local como global, y que sea capaz de formar parte activa en todo ello.

Con este programa se conforma una comunidad de aprendizaje en la que tanto el profesorado como las familias y los propios alumnos juegan un importante rol. Pero, ¿qué son estos atributos? ¿Cómo se puede trabajar en casa para que nuestros chicos y chicas los desarrollen? Lo explicamos a continuación:

 

Trabajamos la curiosidad, aprendemos a investigar con autonomía y conservamos toda la vida la pasión por aprender. Para ello podemos desde casa:

  • Visitar la biblioteca y pedir en préstamo libros sobre las cosas que interesan y gustan a los niños.
  • Investigar en Internet sobre un tema que elijáis juntos.
  • Si desconocéis cualquier materia, reconocedlo para darles ejemplo y proponedles buscar la solución juntos.

Valoramos y evaluamos la realidad y sabemos identificar nuestros puntos fuertes y débiles. Para alentar esto, los padres podemos:

  • Animar a los niños a llevar un diario.
  • Pensar juntos sobre sus fortalezas y debilidades, tanto en lo relacionado con los estudios como en lo más personal. Así podréis concluir en qué se puede mejorar y qué se necesita para ello.

Conocemos lo que sucede tanto en el entorno local como en el global. Tenemos la inquietud de informarnos y comprometernos. Para ello en la familia, podemos:

  • Animar a ampliar conocimientos adquiridos en el Colegio a través de libros más especializados.
  • Ayudarles a buscar datos sobre temas que les resulten interesantes y encajen en su edad.
  • Preguntarles sobre qué han aprendido en clase, por qué creen que es importante y cómo se refleja en la realidad.

Empleamos el pensamiento crítico y el creativo para analizar problemas complejos. Además, tomamos decisiones razonadas y tenemos iniciativa propia para actuar. Desde casa, podemos:

  • Motivar a los niños y jóvenes a encontrar distintas alternativas para solucionar un problema.
  • Proponerles pensar sobre cosas que pasan en la vida real, para que puedan reflexionar y exponer de forma razonada sus opiniones.
  • Plantearles cuestiones durante el estudio como ¿de qué otra manera se puede hacer esto? ¿Qué ejemplos ves en la vida real?

Nos expresamos a través de diferentes lenguas y canales con confianza y creatividad. Además, escuchamos, comprendemos y transmitimos información con eficacia. En familia podemos:

  • Animarles a que tengan contacto con otras personas que están lejos a través del correo, e-mails, Skype, etc.
  • Permitir que sean ellos quienes tomen la iniciativa a la hora de comunicarse con distintas personas cuando vayáis a algún lugar en familia.
  • Escucharles y así darles ejemplo: miradles a los ojos, dejad el móvil a un lado y prestadles atención.
  • Divertirse en familia con juegos de mesa.

Valoramos las opiniones de los demás y somos conscientes de que nos enriquecen. Somos tolerantes con otras culturaz, tradiciones, experiencias personales y valores. Para ello, en casa podemos:

  • Hablar siempre con respeto de culturas distintas a la nuestra.
  • Investigar sobre otros países y costumbres, probar comidas tradicionales, interesarse sobre actividades culturales de otras nacionalidades, practicar sus juegos típicos, etc.
  • Explicar con ejemplos cómo hay distintas formas de vida según la cultura de cada uno y transmitir que todas son válidas.
  • Mostrar empatía hacia las personas que piensan o actúan distinto.


Nos enfrentamos a los desafíos con seguridad y determinación. Trabajamos de forma autónoma y también colaborativa para producir ideas innovadoras y enfrentarnos a los retos con ingenio. Para ello los adultos podemos:

  • Animar a los niños y jóvenes a llevar a cabo algo nuevo o difícil y hablar después de cómo les ha hecho sentir.
  • Conocer gente nueva.
  • Probar actividades, deportes y aficiones nuevas.
  • Llevar a cabo ejercicios de pensamiento divergente o lateral.

Actuamos con respeto y empatía, con el objetivo de transformar a mejor el mundo que nos rodea y la vida de los demás. Para alcanzar esto, podemos, en familia:

  • Participar en iniciativas para conocer, respetar y cuidar el medio ambiente.
  • Colaborar con ONG o asociaciones benéficas.
  • Implicarse en las actividades culturales y solidarias que propone el Colegio o que conozcáis en vuestro entorno.
  • Ayudar a la gente más cercana y usar siempre palabras respetuosas y amables con los otros.

Buscamos el equilibrio físico, mental y emocional para conseguir nuestro bienestar y el de los demás. Reconocemos nuestra interdependencia con los otros y con el mundo. Desde casa podemos:

  • Diseñar juntos una dieta equilibrada.
  • Fomentar actividades variadas como leer o practicar deporte, dando especial importancia al disfrute al aire libre.
  • Hablar sobre sus inquietudes y problemas personales y académicos, dándoles la importancia que merecen y buscando juntos una solución.

Actuamos con honradez, con ética y respetando los derechos de todos. Además, asumimos la responsabilidad de nuestros actos. En la familia podemos:

  • Permitir a vuestros hijos que tomen sus decisiones de forma autónoma y comentar acerca de las posibles consecuencias.
  • Hablar sobre en qué situaciones al practicar algún deporte o actividad, actuarían con integridad.
  • Trabajar el valor de la honestidad planteándoles situaciones en las que deban elegir aunque no haya nadie presente.
  • Hablar de personajes públicos que sean buenos ejemplos de integridad.

Comments are closed.