Formando a la Iglesia del futuro

El Colegio CEU Jesús María de Alicante es un centro educativo católico, que pertenece a la gran familia CEU. Obra de la ACdP (Asociación Católica de Propagandistas), el CEU lleva más de 80 años contribuyendo a la mejora de la sociedad a través de la formación.

Por eso nuestro modelo educativo se rige por los principios cristianos y los valores del Evangelio. Podemos resumir en tres puntos este enfoque:

  • La búsqueda de la excelencia académica.
  • La apuesta por la innovación educativa.
  • La formación en valores cristianos.

Por todo esto es primordial tener presentes los dones y los carismas cristianos, que sostienen la vida de la Iglesia. En su futuro jugamos un papel fundamental los centros educativos.

¿Qué son los carismas cristianos?

Son regalos que nos hace el Espíritu Santo a las personas. Son, por tanto, dones espirituales. Según el Catecismo:

Extraordinarios o sencillos y humildes, los carismas son gracias del Espíritu Santo, que tienen directa o indirectamente una utilidad eclesial; los carismas están ordenados a la edificación de la Iglesia, al bien de los hombres y a las necesidades del mundo.

El Espíritu Santo los concede según las necesidades de la Iglesia, con el objetivo de favorecer la propagación del Evangelio. Con ello da capacidades a algunas personas para asumir actos y tareas concretas.

Los carismas son distintos y, a la vez, complementarios. Todos aportan riqueza a la sociedad y nos dirigen al objetivo común. Ayudan a conseguir en equipo una sola Iglesia, fuerte, unida y con una misma misión. Son múltiples, pero tienen origen en los siete dones que nos otorga el Espíritu Santo.

Pueden estar orientados a la acción dentro de la iglesia o fuera; tenemos así los de apostolado, enseñanza y gobierno, también los de conocimiento y palabra, los de servicio, poder y estado de vida.

 

Los 7 dones que son la base de los carismas

Es nuestra tarea como educadores descubrir con qué dones espirituales cuentan nuestros alumnos, alentarlos y hacerlos crecer. Estos son los siete dones con los que podemos contar, y que debemos poner siempre al servicio de la justicia y de los demás:

  • Sabiduría.
  • Temor de Dios.
  • Inteligencia.
  • Prudencia.
  • Justicia.
  • Valentía.
  • Modestia.

También podemos añadir valores como la generosidad, el liderazgo —concepto que entronca con nuestro programa “Líderes con corazón”—, la solidaridad, la fortaleza….

En el Colegio CEU Jesús María de Alicante queremos que nuestro alumnado utilice los dones que han recibido para transformar la sociedad, sumados a las competencias y habilidades que adquieren a lo largo de su formación académica. Pero también queremos que sean conscientes de que con los dones del Espíritu Santo podemos hacer “grandes” pequeñas cosas a diario y cambiar a mejor nuestro entorno más cercano.

Por ello trabajamos día a día en inculcar estos valiosos valores humanos que los convertirán en los líderes del futuro, con corazón, empatía, generosidad y apertura a los demás.

Trackbacks & Pings