Buscando la inspiración para el nuevo curso en el pensamiento del Padre Ayala

El año pasado celebramos el 150 aniversario del nacimiento del Padre Ayala, fundador de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), organización promotora de la Fundación CEU. Con este motivo, los Colegios CEU propusimos distintas actividades a nuestro alumnado, para que conocieran mejor a esta influyente figura del catolicismo español.

Un educador innovador y apasionado

La sociedad española en la que nació y creció el Padre Ayala presentaba importantes problemas. El analfabetismo alcanzaba al 60% de la población, y nuestro país sufría un importante retraso económico con respecto a otras naciones europeas. Por si fuera poco la influencia de los católicos no era apenas relevante, y la posición de la Iglesia en la sociedad no pasaba por su mejor momento. En este entorno, el padre Ayala decidió dedicar su vida a dejar su impronta tanto en el mundo de la educación como en la vida pública. Creía firmemente que la acción de los católicos debía estar presente en todos los sectores de la sociedad.

Padre Ayala

Dedicó toda su vida a la pedagogía, aportando un punto de vista innovador que aún sigue vigente. Su gran capacidad para conectar con los más jóvenes es toda una inspiración para varias generaciones de educadores. No en vano acuñó el concepto “pedagogía activa”, que expuso por primera vez en su obra Prácticas de Pedagogía (Madrid, 1919). Con esta publicación sentó las bases de una nueva forma de enseñar, abierta a los distintos campos de conocimiento y del arte. Es decir, una enseñanza dirigida a potenciar las cualidades propias de cada alumno, a la vez que fomenta de forma sólida su espiritualidad. Gracias a ella se formaron importantes figuras de la sociedad y la política españolas del siglo XX.

Una de sus frases más reconocidas es la que menciona la necesidad de conquistar el corazón de los niños con un trato amable y cercano, preocupándose además por la felicidad del otro:

“Entendiendo que lo primero en la obra educadora es conquistar el corazón, con un amor que se entiende y agradece, con un trato amable y preocupándonos de su alegría”.

Los principios del pensamiento del Padre Ayala están muy presentes en el modelo educativo de los Colegios CEU, basado en la innovación. El trabajo diario de nuestros educadores se centra en estimular las competencias y habilidades de nuestros niños y jóvenes, potenciando las conocidas como STEAM (Science, Technology, Engineering, Arts, Mathematics). A la vez, enfocamos la formación desde el humanismo cristiano. Queremos educar a los hombres y mujeres del futuro, capaces de influir en la sociedad y cambiarla a mejor. Nuestra meta es que adquieran unos sólidos valores cristianos que les acompañen toda su vida, y que esta sea lo más feliz posible. De hecho, su bienestar es una de las grandes preocupaciones de los Colegios CEU.

Las ideas del Padre Ayala no solo están presentes en el día a día de nuestro centro; son toda una fuente de motivación para arrancar el curso 2019-2020 y alcanzar los mejores resultados “haciendo” e interactuando con la realidad.

Comments are closed.