Desarrollar competencias STEAM, clave para la empleabilidad

Educar para el futuro y para la empleabilidad implica educar en competencias STEAM (Science, Technology, Engineering, Art y Mathematics). En el reto de formar a la generación Z resulta esencial promover su desarrollo, así como potenciar la cultura del pensamiento científico.

En el Colegio CEU Alicante somos conscientes de que la demanda de perfiles multidisciplinares crece exponencialmente. La necesidad de profesionales con competencias STEAM no deja de aumentar, dada la transformación tecnológica en la que estamos inmersos. A nuestros alumnos les espera un horizonte profesional dinámico, apasionante y lleno de retos. Para ese futuro les preparamos desde los primeros años en los Colegios CEU.

STEAM: adquisición de habilidades y aprendizaje experiencial para un futuro de éxito

Con este modelo educativo conseguimos que, además de conocimientos, nuestros estudiantes adquieran la habilidad de aprender a pensar. En este contexto también ganan autoconfianza, a la vez que alcanzan la capacidad de resolver problemas, de adaptarse a los cambios, de trabajar en equipo, de gestionar el tiempo, de buscar y priorizar la información, de imaginar… con todo esto, parten con ventaja a la hora de competir en el cada vez más exigente mercado laboral.

El enfoque STEAM tiene como objetivo principal eliminar las barreras educativas clásicas entre las disciplinas anteriormente mencionadas. Se integran así en un sistema de aprendizaje en el que la experiencia es la clave. De este modo se convertirán en los líderes del futuro, unos líderes con corazón, con una destacada inteligencia emocional, unos elevados valores morales y una orientación profesional a resultados, así como a pasar del pensamiento a la acción. Contarán también con una mente estratégica capaz de analizar y de pensar con lógica, con autonomía, creatividad e innovación. Todo, dirigido a transformar de manera positiva la sociedad en base a los valores del humanismo cristiano que guían al CEU.

De la especialización a la multidisciplinariedad

Hasta ahora, los profesionales contaban con estudios muy especializados. Pero la evolución del mercado laboral exige cada vez menos rigidez y un enfoque menor en las especialidades muy concretas. Por esta razón se ha incluido el arte en las primero denominadas competencias STEM.

Con esta perspectiva se potencia el interés por las ciencias y la tecnología. El alumnado encontrará en ellas un campo lleno de creatividad, innovación y motivación. Hay acuerdo en que algunos de los perfiles profesionales más demandados del futuro serán los relacionados con el big data y la tecnología en general. Son puestos que exigen mucho más que conocimientos técnicos: también pensamiento creativo, la asunción de responsabilidades y la capacidad de crear proyectos innovadores para mejorar los resultados de las empresas.

Comments are closed.