Recibimos el premio absoluto en la III Olimpiada jurídica de la CEU Cardenal Herrera

El pasado 24 de marzo participamos en la Gran Final de la III edición de la Olimpiada Jurídica organizada por la Universidad CEU Cardenal Herrera de Elche. Nuestro grupo está formado por Alicia Luján, Andrea Aracil, Inés Ramos, Belén Lorenzo y Laura Rodríguez, bajo la tutela de nuestra profesora de Historia del Mundo Contemporáneo, Ana Pastor.

Comenzamos esta experiencia con una charla online impartida por el letrado don Jaime Ferrer, que nos planteó el caso sobre el que más tarde trabajaríamos y las pautas básicas para elaborar nuestro trabajo. Tras preparar los escritos de defensa y acusación, fuimos seleccionadas entre nuestros compañeros para acudir a la Gran Final junto con otro grupo de nuestro Colegio dirigido por el profesor Xavier Sendra.

El comentario del jurado respecto a los escritos que presentamos destacó que nuestros alegatos de Acusación y Defensa no eran formalistas, sino que se trataba de un trabajo distendido que buscaba la convicción de quien lo leyera. Calificaron, asimismo, nuestro relato como fresco, ágil, detallado, imaginativo y sorprendente. Valoraron muy positivamente nuestras referencias a las redes sociales y el rastreo en portales de Internet sobre prostitución. Finalmente, alabaron la gran cantidad de detalles que lograban que la lectura del texto fuera muy ágil y divertida.

La noticia de que habíamos sido seleccionadas para la Gran Final supuso una gran motivación para seguir adelante y a por todas. Estuvimos durante varias semanas practicando delante de nuestros compañeros y siguiendo las indicaciones de nuestra profesora, para así mejorar nuestra interpretación y expresión corporal, lo que nos fue de gran utilidad para el gran día.

Después de toda la práctica y los nervios, volcamos todo el trabajo y la motivación que teníamos en la acusación —que fue lo que nos tocó finalmente representar—. A pesar de que nos encontramos con algunas dificultades y de que tuvimos que actuar en primer lugar, no nos desmotivamos en ningún momento, sino que participamos con la intención de ganar y, sobre todo, de disfrutar el momento que tanto habíamos esperado.

Una vez terminamos, don Jaime Ferrer nos dio su valoración acerca de nuestra representación: “Ha sido absolutamente fantástica; desde luego, yo me he puesto nervioso cuando os he visto a las cinco sentadas. Daba la impresión de que estaba delante de un tribunal: la fotografía del rey, las banderas, la pancarta, todas vestidas de negro… Pero ya, cuando habéis hecho el alegato de acusación, yo —que defendí al acusado en ese juicio en la vida real— me estaba asustando de verdad. Desde luego, era absolutamente increíble, y la representación final de vuestra compañera de pie, poniendo de manifiesto las razones, ha sido sencillamente espectacular.  CEU, enhorabuena, porque lo habéis hecho de forma brillantísima”. Finalmente nos concedieron el Premio absoluto.

 

Para nosotras, participar en esta olimpiada ha sido una experiencia inolvidable, no solo para aprender sobre la profesión y ponernos en la piel de un abogado, sino también para mejorar nuestras habilidades de comunicación y de hablar en público. Participar en este proyecto ha hecho que mejoremos nuestra capacidad de cooperar y trabajar en equipo; vivir esta experiencia juntas ha sido mucho más divertido y a la vez ha supuesto un gran apoyo. Por otra parte, ver que todo el esfuerzo ha tenido su recompensa nos da esperanza para seguir adelante con nuestros proyectos y saber que todo lo que uno se proponga se puede conseguir con trabajo y disciplina. Estamos muy agradecidas por haber participado.

Comments are closed.