El reciclaje y la reducción de residuos, un contenido transversal para todas las edades

La educación ambiental está muy presente en las aulas del Colegio CEU Jesús María. Con ella logramos que nuestros alumnos crezcan siendo conscientes de la importancia de cuidar el planeta. También se convierten en personas capaces de interactuar con el entorno de forma respetuosa, y están siempre motivados para cambiar el mundo a mejor.

Sin duda, las actividades relacionadas con la gestión de residuos deben integrarse en la formación desde los primeros años. Solo así conseguiremos que la ciudadanía del futuro tenga la sensibilidad ambiental que la crisis climática exige.

Aprender a reciclar correctamente es indispensable, como también lo es orientar a niños y jóvenes en la reducción de residuos y en la reutilización de recursos. Las clásicas «3R» pasan así a ser cuatro: reducir, reutilizar, reciclar y recuperar.

Actividades para sensibilizar en la reducción de residuos y el cuidado del medio ambiente

En el Colegio trabajamos estas cuestiones ajustándonos a la edad y a las competencias clave que queremos potenciar en cada etapa. Así, en los primeros años trabajamos las manualidades. Son una herramienta educativa muy eficaz que nos permiten transmitir los contenidos de una forma entretenida, creativa y visual. Por ejemplo, pueden entender que podemos reutilizar objetos cotidianos que ya no sirven y darles una segunda vida, en lugar de tirarlos.

El huerto escolar ayuda también a despertar la conciencia ambiental a lo largo de todo el recorrido educativo. Sirve, además, para promover los hábitos saludables y el trabajo cooperativo. Utilizar materiales reciclados, dar salida a los residuos orgánicos… el huerto es una fuente inagotable de aprendizaje práctico, también en lo relacionado con el reciclaje y la reducción.

Educar en el consumo responsable a nuestros niños es fundamental para cambiar la mentalidad de «usar y tirar» y apostar de forma real por la economía circular. Es tarea de los formadores pero también de las familias hacerles entender que los recursos naturales no son infinitos, de ahí la importancia de consumir de forma responsable y de reducir la generación de residuos. Poner en común en clase sus hábitos de consumo ayuda a definir, entre todos, cómo podemos ser más conscientes y sostenibles en nuestro día a día.

Este tipo de iniciativas aportan un valor añadido a nuestro proyecto educativo, así como el trabajo constante en el aprendizaje de la salud con «CEU saludable» y la educación en los valores del humanismo cristiano. Todo se orienta a conseguir un integral y óptimo desarrollo personal y social de nuestro alumnado, que va más allá del ámbito académico para recoger todos los planos de la persona.

Comments are closed.