Fomentando la capacidad de indagación desde los primeros años

Indagar no es otra cosa que averiguar algo usando la reflexión, la razón y haciéndonos preguntas. En el Colegio Jesús María de Alicante queremos que nuestros alumnos desarrollen la capacidad de indagación desde muy pequeños.

A medida que crece esta capacidad, los alumnos ganan en seguridad y empoderamiento. Desde pequeños descubren que pueden aprender por sí solos, y que podrán hacerlo en el futuro de forma autodidacta. Todo esto les favorece en una sociedad que demanda este tipo de habilidades, en un mundo cambiante, rápido e incierto.

Para ello, les animamos a investigar sobre los contenidos de las distintas asignaturas y también a través de su familia, del entorno escolar, los amigos, etc.

El papel de la indagación en el aprendizaje cotidiano

Al indagar, los niños analizan, interpretan, organizan lo que han aprendido… Es decir, aprenden a pensar. Por eso damos mucha importancia a que en el transcurso de su educación desarrollen la capacidad de indagación a la par que el pensamiento crítico. Les queremos animar a entender y vivir cada día apoyándose en los valores humanos más relevantes.

De esta forma los alumnos aprenden a conformar sus puntos de vista, que serán razonables y argumentados. Además, les permitirán crear una identidad real en base a esos valores. Serán personas con opiniones propias, que no aceptan sin más lo que dice la mayoría. Entenderán los motivos favorables y contrarios en cada caso y serán capaces de tomar una decisión personal e individual en función de si consideran algo cierto o falso, aceptable o no.

El pensamiento creativo, tan necesario como el crítico

La capacidad de pensar de forma crítica es fundamental en un proceso de indagación. Pero también tiene mucho peso el pensamiento creativo, que permitirá a los niños enfrentarse a la vida sin miedo ante la incertidumbre. En entornos tan cambiantes en los que la adaptación es vital, estas herramientas son básicas para poder gestionar las novedades sin dejar de ser fiel a uno mismo.

Los niños aprenden imaginando, a través de la indagación, cómo evolucionará el planeta con el impacto del cambio climático, qué futuro le espera a la humanidad, cómo será la tecnología que viene… Además, aprenden a aceptarse tal y como son, reflexionan sobre sus valores y asumen compromisos de cara al futuro.

Por todas estas razones consideramos muy importante fomentar la capacidad de indagación de nuestros alumnos, pero el motivo de más peso es que en el Colegio queremos que se construyan una personalidad íntegra que les dirija hacia la felicidad personal y el éxito profesional.

Trackbacks & Pings