10 habilidades que proporciona al alumnado el modelo internacional PEP

En el Colegio CEU Jesús María de Alicante hemos adoptado este curso el Programa Escuela Primaria (PEP), en una clara apuesta por una visión internacionalEs un modelo de aprendizaje centrado en el alumno, que le permite desarrollar sus capacidades de investigación y acción dentro y fuera del aula. Se forma así a ciudadanos informados e instruidos, solidarios, reflexivos, audaces, equilibrados y de mentalidad abierta e internacional.

Este proceso formativo se ha diseñado para que sean los alumnos los que asuman la responsabilidad de su aprendizaje, planteando sus propias preguntas, investigando y explorando las diferentes respuestas.

¿En qué consiste el PEP?

Está dirigido a alumnos de 3 a 12 años, y se centra en el desarrollo integral del niño, así como en su capacidad de indagación y descubrimiento, tanto en la clase como en el mundo que le rodea.

La meta del programa es prepara a nuestros alumnos para participar de forma activa y solidaria en la sociedad, con respeto hacia sí mismo y los otros.

El PEP se basa en seis temas considerados comunes y de importancia para todos los niños del mundo. En torno a ellos se planifica el aprendizaje:

  • Quiénes somos.
  • Dónde nos encontramos en el tiempo y en el espacio.
  • Cómo nos expresamos.
  • Cómo funciona el mundo.
  • Cómo nos organizamos.
  • Cómo compartimos el planeta.

Con estos temas tienen la oportunidad de explorar aspectos comunes de la experiencia humana a través de un modelo transdisciplinar de aprendizaje.

¿Qué habilidades permite desarrollar el PEP?

Al terminar esta etapa educativa, tras haber estado centrados en el desarrollo integral del niño, en su capacidad de indagación y de descubrimiento, logramos que adquieran una serie de habilidades que contribuyen al desarrollo de un mundo mejor. Los alumnos consiguen ser:

  • Indagadores: desarrollan habilidades para realizar investigaciones e indagar desde varios ángulos, fomentando su curiosidad natural.
  • Informados: logran conocimientos con los que profundizar en su comprensión de una amplia gama de disciplinas, gracias a explorar diversos conceptos, ideas y cuestiones.
  • Pensadores: reconocen problemas complejos tras aplicar sus habilidades intelectuales de manera crítica y creativa, para después poder abordarlos tomando decisiones razonadas y éticas.
  • Buenos comunicadores: a través de diversas lenguas, lenguajes y formas de comunicación, pueden expresar ideas e información con confianza y creatividad.
  • Íntegros: la equidad, la justicia y el respeto por la dignidad de las personas se convierten en pilares base que los lleva a asumir la responsabilidad y las consecuencias de sus propios actos.
  • De mentalidad abierta: se habitúan a buscar y considerar distintos puntos de vista, lo que fomenta que estén abiertos a las perspectivas, valores y tradiciones de otras personas y comunidades, así como a entender y apreciar las suyas propias.
  • Solidarios: buscan influir positivamente en la vida de las personas, la sociedad y el medio ambiente mostrando empatía, sensibilidad y respeto por las necesidades y sentimientos de los demás.
  • Audaces: gracias a su sensatez y determinación, afrontan las situaciones desconocidas y exploran nuevos roles, ideas y estrategias.
  • Equilibrados: saben que para lograr tanto el bienestar personal como el de los demás es necesario un equilibrio físico, mental y emocional.
  • Reflexivos: son capaces de evaluar su propio aprendizaje y sus experiencias, así como de reconocer sus cualidades y limitaciones para fomentar su desarrollo personal.