El acompañamiento emocional es clave tanto en el aula como en la teleenseñanza

Estos últimos meses hemos tenido que acelerar muchos procesos que, en el marco del impulso a la innovación y digitalización del CEU, ya estaban en marcha. La apuesta por la transformación digital ha supuesto una enorme ventaja a la hora de afrontar el pasado curso y también orientar el 2020-2021 con la máxima protección posible.

Como bien sabemos, educar es mucho más que transmitir conocimientos. Es guiar, acompañar y trasladar valores, algo que forma parte del ADN de los Colegios CEU, orientados a educar en los valores del humanismo cristiano.

Prestamos más atención que nunca a las emociones

La educación emocional es clave para que nuestros niños y jóvenes se desarrollen de una manera equilibrada y feliz. Sin duda ha sido esencial durante el confinamiento, una etapa complicada para toda la familia, en la que el estrés y la preocupación han estado muy presentes. Educar en las emociones favorece el desarrollo de las personas, fortalece la adquisición de conocimientos, mejora la autoestima, da herramientas para regular nuestras emociones y mejora la convivencia, entre otras muchas ventajas.

No hay duda de que la interacción social tiene un papel protagonista en los procesos de aprendizaje, tanto entre alumnos y profesores como entre el propio alumnado. Por suerte, nuestros estudiantes manejan la tecnología desde edades tempranas, por lo que se involucran con facilidad en las aulas digitales. Aún así, es tarea primordial de los profesores fomentar la colaboración, potenciar el uso de herramientas de comunicación, hacer seguimiento de la evolución personal de cada alumno, así como establecer y vigilar el cumplimiento de normas claras de comportamiento. Todo, para que la convivencia en este aula digital sea igual que en las clases presenciales en el Colegio: tranquila, participativa y positiva.

El acompañamiento emocional está presente todos los días en nuestro centro. Tenemos más interés que nunca en que nuestros alumnos se comuniquen y expresen sus emociones desde el presente, con la seguridad que da el saberse escuchados.

Los valores, herramientas para el futuro

El equipo docente del Colegio Jesús María de Alicante ha trabajado día a día con sus alumnos para que esta transición fuera lo más suave posible. Ahora, con el curso 2020-2021 ya arrancado, continuamos por la senda que hemos marcado estos meses. Ha sido una etapa que sin duda ha puesto a prueba nuestra capacidad de innovación, el compromiso de toda la comunidad educativa y la creatividad y la calidad profesional de nuestro profesorado. La educación en valores, así como la autorregulación emocional, siempre presentes en nuestras aulas, han mostrado su importancia a la hora de dotar a nuestros niños y jóvenes de instrumentos para hace frente a la incertidumbre y los cambios.

Comments are closed.