La importancia de la indagación en el aprendizaje

En el Colegio Jesús María de Alicante queremos que nuestros alumnos desarrollen la capacidad de indagación desde los primeros años. Para ello les animamos a averiguar haciéndose preguntas a través de la reflexión y de la razón. Un buen ejemplo de ello es la labor que se plantea desde el Programa Escuela Primaria (PEP). Con él los alumnos de 3-12 años hacen frente a retos de todo tipo. En la primera etapa nos enfocamos en potenciar la capacidad de indagación y de descubrimiento. De esta manera conseguimos que adquieran competencias y habilidades que les conducirán al éxito personal y profesional.

¿Por qué es tan importante desarrollar la capacidad de indagación?

Saber indagar implica saber pensar. Por eso en los Colegios CEU promovemos en el día a día que nuestros estudiantes analicen e interpreten la información y organicen los conocimientos adquiridos siempre desde un punto de vista crítico.

Con este enfoque el alumnado aprende a formar sus propios puntos de vista de una manera razonada y argumentada, algo esencial para construir su identidad. Así, logran ser personas con opiniones propias, capaces de entender los motivos a favor y en contra en cada situación para tomar una decisión individual en función de su valoración.

¿Qué son las unidades de indagación?

Son temas transdisciplinarios que comprenden cuestiones de distintas materias. El profesor se apoya en estas unidades para dar forma al programa de indagación, que además exige una alta participación de los estudiantes.

Así, cada unidad es la base sobre la que el alumnado debe ampliar sus conocimientos a través de la indagación. Arrancan este proceso compartiendo lo que ya saben con el grupo. A partir de ese momento trabajan para progresan en el conocimiento avanzado que implica cada unidad de indagación.

Al ver que cada vez indagan con mayor fluidez, los estudiantes logran más seguridad en sí mismos. Entienden que pueden aprender por su cuenta, de manera autodidacta y a lo largo de toda su vida. Esto se convierte, sin duda, en una gran ventaja para su futuro académico y profesional. Para estimularles, les retamos a investigar acerca de los contenidos de las distintas asignaturas no solo en clase, también en la familia y su entorno más cercano de amigos.

Pensamiento crítico pero también creativo

La capacidad de pensar de forma crítica es clave en la indagación, pero también es muy importante el pensamiento creativo. Con él nuestros alumnos serán capaces de enfrentarse a la vida sin miedo a la incertidumbre. Resulta así una herramienta básica para manejarse en un mundo cambiante en el que adaptarse es imprescindible.

Además, desde los primeros años aprenden, en el contexto del proceso de indagación, a través de la imaginación. Aprenden a autoaceptarse, a reflexionar sobre sus valores y a asumir compromisos de cara al futuro.

En resumen, las unidades de indagación articulan este aprendizaje tan valioso que les ayudará a conformar una personalidad íntegra, clave para su felicidad y para su éxito profesional.

Trackbacks & Pings